Visitar Budapest en 1 o 2-3 días: ¿qué vale la pena hacer?

Budapest ofrece un sinfín de atracciones y si tienes en mente explorar la ciudad, ya sea en 1 día o 2-3 días, prepárate, ¡porque es hora de planificar tu viaje!

La famosa ciudad húngara, Budapest, tiene muchas atracciones históricas que valen la pena visitar. Sin embargo, cuando alguien visita esta enorme ciudad, a primera vista puede ser difícil decidir qué explorar.

Visitar Budapest en 1 o 2-3 días: ¿qué vale la pena hacer?

Budapest ofrece un sinfín de atracciones y si tienes en mente explorar la ciudad, ya sea en 1 día o 2-3 días, prepárate, ¡porque es hora de planificar tu viaje!

La famosa ciudad húngara, Budapest, tiene muchas atracciones históricas que valen la pena visitar. Sin embargo, cuando alguien visita esta enorme ciudad, a primera vista puede ser difícil decidir qué explorar, qué encaja en un recorrido de un día y qué necesita más tiempo. Te daremos algunas ideas sobre cómo aprovechar al máximo tu viaje a Budapest, aunque solo vengas por unos cuantos días.

1 día en Budapest

¿Tienes solo un día en Budapest y quieres sacarle el máximo provecho? En primer lugar, tienes que estar seguro de lo que te parece interesante. Diferentes partes de Budapest esconden un sinfín de tesoros interesantes.

Si quieres perderte por el centro de la ciudad, el Barrio Judío es un lugar de visita obligatoria. Este es un distrito constantemente lleno de vida en Budapest donde muchos bares en ruinas y discotecas te esperan por las noches y, durante el día, puedes conocer los eventos históricos pasados realizando un tour y probar los platos tradicionales locales.

En el Barrio Judío se encuentra la muy conocida Sinagoga de la calle Dohány, la segunda sinagoga más grande del mundo. En el patio trasero de la Gran Sinagoga Dohány se encuentra el monumento del sauce llorón de metal, el árbol conmemorativo de Emmanuel: en sus hojas se pueden leer los nombres de las víctimas judías que perdieron sus vidas en el Holocausto Húngaro.

Caminando por las calles empedradas y acogedoras del distrito, te vas a encontrar con especiales monumentos a cada paso. Aquellos con ojos agudos también podrán percatarse de una pequeña mini estatua de Kolodko en los alrededores de la Sinagoga Dohány.

Durante el día, incluso puedes darte tiempo para visitar otros lugares de interés en Budapest. La Basílica de San Esteban se encuentra en el centro de la ciudad, cerca del Barrio Judío, e incluso se puede llegar desde aquí a la Plaza de los Héroes en 20 minutos en transporte público, igual como con el autobús 105 o el metro M1. Pero cualquiera que haga una visita a ala la Basílica de San Esteban también debe ir al edificio del Parlamento Húngaro en Budapest, al que se puede llegar fácilmente con el tranvía número 2. Vale la pena comprar un bono de viaje individual de 24 horas para un día completo, aunque para aquellos que prefieran caminar, un billete sencillo será suficiente.

Si quieres explorar un área diferente, debes ir al Distrito del Castillo de Buda, que te transporta al pasado, directamente a la Edad Media. Puedes subir al Barrio del Castillo con el funicular, que sale de la Plaza Clark Ádám, o incluso puedes tomar el autobús 16. Después de bajarte del autobús en Szentháromság tér (Plaza de la Santísima Trinidad) verás a tu costado la Iglesia de Matías. Vale la pena pasear por esta zona porque justo al lado de la Iglesia de Matías está el Bastión de los Pescadores, e incluso puedes admirar el hermoso panorama de Budapest desde lo alto.

También hay otra opción para los que quieran descansar un poco. Hungría es muy famosa por sus balnearios de aguas termales, y en Budapest puedes encontrar algunos. Los tres balnearios más conocidos son el Balneario Termal Széchenyi, cerca de la Plaza de los Héroes; las Termas Rudas y las Termas Gellért, ambas cerca del Monte Gellért. Puedes hacer una visita en los balnearios tanto de día como de noche.

La variedad de programas muestra que solo puedes hacer un par de ellos en un solo día, pero aun así vale la pena visitar la hermosa ciudad de Budapest.

2-3 días en Budapest

En 2-3 días puedes conocer la gran variedad de caras que cuenta Budapest. Como te mencionamos anteriormente, puedes pasar un día descubriendo el centro de la ciudad, incluido el Barrio Judío y las atracciones ubicadas en el corazón de la ciudad. Por suerte, puedes comprar un bono de viaje individual de 72 horas en Budapest, pero también hay bonos para grupos de hasta cinco personas. Usando el transporte público puedes descubrir la Avenida Andrássy donde se encuentra la Ópera Estatal de Hungría y al final de la Avenida se llega a la Plaza de los Héroes.

Durante el día, puedes disfrutar de una buena cena en el Strudel House en la calle 6 de octubre o probar los dulces húngaros en el Gerbeaud Café, ubicado en la Plaza Vörösmarty. Sin embargo, hay muchas opciones para los que quieran degustar de la sopa goulash húngara, el pollo con paprika, la sopa de pescadores, el pastel Dobos o el strudel de cerezas.

El segundo día, puedes subir al Distrito del Castillo de Buda, donde podrás disfrutar de una hermosa vista de la ciudad del lado de Pest. Durante una caminata fácil, puedes ver los edificios que forman parte del patrimonio mundial de la UNESCO. En esa zona también te esperan experiencias culinarias, ya que allí se encuentra la famosa Confitería Budavári Rétesvár.

Por la noche, es muy agradable dar un paseo por las orillas del Danubio, visitar la plaza del edificio del Parlamento Húngaro o incluso probar uno o dos pubs en ruinas locales.

Durante una estancia de varios días en Budapest, también merece la pena explorar el Gran Mercado Central en el bulevar Vámház junto al Puente de la Libertad, donde podrás conocer la gastronomía húngara y las artesanías típicas húngaras. Sin mencionar que el último piso del edificio de tres niveles es un comedor donde, entre otras peculiaridades, también se venden los deliciosos lángos.

Mientras exploras la ciudad, puedes encontrar encantadoras mini estatuas de Kolodko en varios lugares, cada una con sus propias historias. También vale la pena tomarse el tiempo para probar los baños termales mencionados anteriormente porque sus aguas curativas son conocidas en todo el mundo.

Como puedes ver, hay de entre muchos programas para elegir cuando visites Budapest. En los tours organizados por mí, puedes estar seguro de que conocerás todo lo que de verdad vale la pena visitar en Budapest. ¡Exploremos la ciudad juntos!