Viaje en el tiempo a la Edad Media: 6 atracciones imperdibles en el Barrio del Castillo de Buda

Vale la pena visitar el distrito del Castillo en Buda por su inmersiva atmósfera que te transporta de vuelta a la Edad Media.

En la cima de la Colina del Castillo de Buda puedes explorar algunas otras atracciones fascinantes, no es casualidad que el Distrito del Castillo forme parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Viaje en el tiempo a la Edad Media: 6 atracciones imperdibles en el Barrio del Castillo de Buda

Vale la pena visitar el distrito del Castillo en Buda por su inmersiva atmósfera que te transporta de vuelta a la Edad Media.

El Barrio del Castillo de Buda se encuentra en el distrito I de Budapest. Ha sido el hogar de los reyes húngaros desde el siglo XIII: las paredes y algunos edificios de esta época aún perduran manteniéndose en silencio recordando el pasado. En la cima de la Colina del Castillo de Buda puedes explorar algunas otras atracciones fascinantes, no es casualidad que el Distrito del Castillo forme parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Entre las antiguas murallas se esconden tesoros majestuosos como el Bastión de los Pescadores con sus siete torres, la Iglesia de Matías con su colorido techo de tejas y el Palacio Sandor que sirve como residencia del Presidente de la República. ¡Configura tu máquina del tiempo porque comenzamos nuestro viaje a la Edad Media en Budapest!

El Bastión de los Pescadores

El Bastión de los Pescadores se encuentra en la Plaza de la Santísima Trinidad, detrás de la Iglesia de Matías, una obra maestra arquitectónica sin igual. El nombre del Bastión de los Pescadores rinde homenaje a la cofradía de pescadores cuyos miembros protegían este tramo de la muralla del Castillo en la Edad Media y, junto a su lado, también encontrarás la estatua de San Esteban que se encuentra en su mismo lugar ya desde hace más de cien años.

Esta es la zona más popular del Barrio del Castillo de Buda donde puedes disfrutar de un panorama indescriptible del río Danubio y maravillarte con el lado opuesto de la ciudad. Es una atracción obligatoria para ver si visitas Budapest. Desde primavera a otoño el nivel superior del Bastión de los Pescadores está abierto todos los días de 9 a.m. a 7 p.m., para adultos el precio de la entrada es de 1.200 HUF. En invierno la entrada es completamente gratuita.

La Iglesia de Matías

Justo al lado del Bastión de los Pescadores se encuentra la maravillosa Iglesia de Matías. La fundación y construcción de la iglesia fue alrededor de 1246 – 1247. Más tarde se creó un museo dentro del edificio para presentar la colección de arte de la Iglesia de Matías o la Iglesia de Nuestra Señora en el Castillo de Buda.

Siguiendo la tradición de música sacra de más de 300 años muchos coros y conjuntos de iglesias extranjeras dan conciertos en el edificio histórico con una atmósfera única. En la Iglesia de Matías también puedes escuchar conciertos de órgano.

El horario general de apertura de la iglesia y el museo entre semana es de 9:00 a 17:00, pero puede cambiar. Si deseas explorar la torre, la entrada cuesta 2.900 HUF y si solo deseas visitar la iglesia, la entrada cuesta 2.500 HUF.

Puerta de Habsburgo y estatua de Turul

Si estás paseando por el Barrio del Castillo de Buda, es imprescindible visitar la puerta de Habsburgo con la estatua de Turul al lado. Este hermoso monumento se encuentra en la plaza Szent György. El Turul es un ave mitológica de las leyendas húngaras y una vez fue un emblema militar húngaro. Se encuentra frente al Palacio de Sándor.

El Palacio Sándor

Detrás de la puerta de Habsburgo se encuentra el Palacio Sándor. El edificio histórico fue construido entre 1803 y 1806 en estilo clasicista. Es hermoso por dentro y por fuera también pero, lamentablemente, el interior solo se puede admirar una vez al año en las Jornadas del Patrimonio Cultural pero, no te entristezcas, ya que se ve magnífico de igual manera desde el exterior, a veces incluso puedes ver desfiles militares allí.

No muy lejos puedes encontrar una pequeña estatua de Kolodko que representa una figura conmovedora de una serie animada infantil húngara de finales de los años 70, el conejito con orejas a cuadrados. Ese conejito mira el Puente de las Cadenas con un telescopio. Kolodko es un artista húngaro-ucraniano, que se hizo famoso por sus diminutas estatuas, que son gemas escondidas en Budapest.

Laberinto del Castillo de Buda

Merece la pena descubrir otros lugares de la zona. ¿Sabías que hay un laberinto escondido debajo del Castillo de Buda? Puedes encontrar la entrada al Laberinto del Castillo de Buda en la calle Úri.
El sistema de cuevas del Laberinto se ha utilizado para muchas cosas desde la Edad Media: fue refugio, bodega, hospital o prisión.

El «invitado» clandestino más conocido de Várhegy fue Vlad Tepes, el famoso Drácula, encarcelado aquí en la segunda mitad del siglo XV, como prisionero del rey Matías. El interesante lugar abre todos los días del año hasta las 7 p.m. y la entrada cuesta 4.000 HUF.

Vista desde el Barrio del Castillo de Buda

Pero la gente no solo visita el Distrito del Castillo de Buda por los edificios, las estatuas y el encantador ambiente medieval, sino también por la espectacular vista desde la colina del Castillo. Desde la Plaza de la Santísima Trinidad un gran panorama espera a los visitantes. Puedes ver el Parlamento Húngaro, la cúpula de la Basílica de San Esteban, el Puente de las Cadenas y muchas otras atracciones turísticas más. La vista panorámica comienza desde el Puente Margarita y continúa hasta la Colina Gellért.

Restaurantes y pastelerías

Por suerte, si tienes hambre, hay lugares donde puedes probar deliciosos platos húngaros. No te decepcionará el Baltazár Grill o el Pest-Buda Bistro, así como también hay un muy buen restaurante italiano que se recomienda a los visitantes llamado Jamie’s Italian.

Si solo quieres sentarte un rato, también puedes visitar pastelerías. La famosa pastelería Ruszwurm está al lado de la iglesia de Matías, allí puedes degustar el pastel que ganó el premio del Pastel del Año del país. Comenzó su funcionamiento en 1827 en el Castillo de Buda y ha estado funcionando desde ese entonces.

¿Cómo llegar al Barrio del Castillo?

Para llegar a esta magnífica y única zona, puedes subir a la colina en Funicular.
La estación del Funicular del Castillo de Buda está situada en la plaza Clark Ádám al lado del Túnel, frente al Puente de las Cadenas en el lado de Buda. La otra opción, además de subir andando, es tomar el autobús número 16, cuyas dos paradas finales son la plaza Széll Kálmán y la plaza Clark Ádám.

Si quieres visitar el cautivador Barrio del Castillo de Buda o descubrir otras partes de Budapest, ¡no dudes en contactarme! ¡Exploremos la ciudad juntos!