Principales atracciones de Budapest: la belleza de la capital de Hungría

La capital de Hungría, Budapest, es la ciudad central "más joven" de toda Europa pero tiene mil años de historia.

No importa en qué época del año visites Budapest, las principales atracciones de esta ciudad histórica siempre te dejarán impresionado.

Principales atracciones de Budapest: la belleza de la capital de Hungría

No importa en qué época del año visites Budapest, las principales atracciones de esta ciudad histórica siempre te dejarán impresionado.

La capital de Hungría, Budapest, es la ciudad central «más joven» de toda Europa pero tiene mil años de historia. En 1873 se unieron tres partes de la ciudad: Óbuda y Buda, en el lado izquierdo del río Danubio, y Pest, en el lado derecho.

A lo largo de la historia muchos acontecimientos fueron formando la ciudad y, hoy en día, los antiguos edificios aún recuerdan el pasado. ¡Veamos los puntos turísticos más populares que vale la pena visitar si quieres descubrir Budapest en 3 o 4 días!

Plaza de los Héroes

La Plaza de los Héroes se encuentra al final de la asombrosa avenida Andrássy. Esta atracción turística se encuentra en el distrito XIV y es parte del Patrimonio Cultural de la UNESCO, incluida toda la avenida Andrassy ​​que conduce a la plaza. Puedes tomar la línea de metro M1 para visitar esa zona o incluso tomar el autobús número 105.

Su construcción se inició en 1895, el objetivo era crear un monumento para el milenio. Los dos pórticos se construyeron en ese momento y las estatuas de los reyes húngaros se hicieron y se colocaron en ellos solo entre los años 1905 y 1911. Finalmente, en 1929, como homenaje a los héroes se construyó también un monumento en el centro de la plaza. La Plaza de los Héroes representa la grandeza de los húngaros y su Estado milenario. Muy cerca está situado el Castillo de Vajdahunyad o más bien conocido como Castillo de Drácula en el Parque de la Ciudad que también vale la pena visitar.

Ópera Estatal de Hungría

La Ópera Estatal de Hungría también es una obra maestra, y es hermosa por dentro y por fuera. El edificio es uno de los monumentos más importantes del siglo XIX de Budapest. Fue construido en estilo neorrenacentista basado en los diseños de Miklós Ybl, un gran y conocido arquitecto húngaro. La fachada está coronada por un balcón con estatuas de piedra caliza de dieciséis compositores famosos.

Se encuentra en la avenida Andrássy 22, la famosa avenida mencionada anteriormente. Vale la pena tomarse el tiempo para visitar el teatro de la Ópera durante un viaje corto dentro de Budapest. Puedes llegar subiendo a la línea de metro M1 o al autobús número 105. Si estás interesado, existe la posibilidad de comprar boletos para echar un vistazo al interior del edificio.

Basílica de San Esteban

La Basílica de San Esteban es una de las iglesias más importantes de Hungría. Esta catedral de estilo neorrenacentista fue nombrada por el rey fundador del estado húngaro, Esteban I. Su mano derecha se guarda dentro del edificio y se exhibe para los creyentes y los curiosos visitantes. El 20 de agosto, hay un evento significativo en Hungría, cuando se lleva a cabo la celebración de la fundación del Estado. En ese día la gente toma la mano derecha del santo de la iglesia para hacer una procesión alrededor del área de la Basílica.

Puedes visitar la catedral e incluso entrar si quieres ver el área interior pero la hora de apertura puede variar, depende del mes, del horario y de la parte que quieras visitar de la catedral, ¡porque también te recomiendo subir hasta la cúpula para tener una vista fenomenal de toda la ciudad! El edificio de 96 metros de altura es una obra maestra absoluta y este es también el lugar donde en paz descansa Ferenc Puskás, el famoso jugador de fútbol. No debes perderte este lugar.

Parlamento

Si caminas un poco más, hacia el Puente de las Cadenas, encontrarás el magnífico edificio del Parlamento. Este es uno de los edificios parlamentarios más bellos del mundo. La Casa del Parlamento es el hogar de la legislatura y el lugar donde se guarda la Corona Santa.

Imre Steindl, un arquitecto contemporáneo, diseñó el edificio. El pavimento del Parlamento es barroco, la decoración de la fachada es de estilo gótico y el techo tiene un aspecto renacentista. La fachada del edificio de 96 metros de altura está decorada con 90 esculturas de piedra.

Por dentro también es maravilloso y si quieres comprobarlo, puedes ir allí entre las 08:00 y las 16:00 pero, antes que nada, tienes que sacar tu entrada. El Parlamento también se puede visitar con una entrada de grupo, aunque a veces puede que esté cerrado por un evento oficial.

Sinagoga de la calle Dohány

No muy lejos del Parlamento se encuentra la Sinagoga de la calle Dohány. Esta es oficialmente la segunda sinagoga más grande del mundo y la más grande de Europa. El magnífico edificio fue construido de estilo morisco en 1859 y se encuentra en la calle Dohány. ¡En la Sinagoga hay muchas cosas que vale la pena ver!

Puedes encontrar el Parque Memorial Raoul Wallenberg y el Árbol Memorial Emmanuel, este último creado para hacer homenaje a los judíos que fallecieron en el Holocausto húngaro e ideado por Tony Curtis, un actor de fama mundial. El área da cabida a un cementerio excepcional frente a la calle Wesselényi, que fue creado por necesidad durante la Segunda Guerra Mundial. También vale la pena visitar el Museo y archivos judío húngaro junto a la sinagoga que presenta la historia y los recuerdos de los judíos de Hungría. Cabe destacar que la calle Dohány bordeaba el gueto judío durante la Segunda Guerra Mundial.

La Sinagoga recibe a sus visitantes entre semana y está cerrada los sábados y días festivos judíos. Puedes llegar ahí con el metro M2, el tranvía 47, el tranvía 49 o el autobús 9, con transporte público es muy accesible.

Gran Mercado Central

Si deseas probar las especialidades húngaras, es imprescindible visitar el Gran Mercado Central. Se encuentra al final de la calle Váci, la conocida calle comercial que prácticamente conecta la plaza Deák Ferenc con la plaza Fővám, donde se construyó el Mercado Central justo al lado del puente de la Libertad. En el lado opuesto del Danubio está la colina Gellért y el famoso balneario Gellért, dos lugares de los que no cabe duda de que también valen la pena visitar.

El mercado fue construido en estilo neogótico y también es llamado solo como Mercado Central. Se pueden encontrar muchas especialidades culinarias, como los Lángos húngaros – especie de comida callejera, pero que normalmente se puede comprar en las playas – y los chicharrones, un snack graso, aunque también es perfecto para cocinar. Hacer una visita al Mercado Central es un programa memorable, vale la pena ver todo lo que hay dentro de este enorme edificio. Hay carnicerías, abarrotes, lecherías, lo que sea, todo en un solo lugar.

El edificio tiene tres plantas, en la parte superior se pueden encontrar una gran variedad de tiendas donde hay bordados, artesanía, cubos mágicos y muchas otras cosas más que uno puede llevar de recuerdo. Puedes ir ahí con el tranvía 47, 49 o 2, la entrada es gratuita pero prepara tu billetera, ¡porque es difícil resistirse a comprar toda la deliciosa comida!

Si quieres visitar Budapest, ¡no dudes en contactarme! Exploremos la ciudad juntos.